El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

martes, 27 de marzo de 2012

Curioso incidente en las elecciones andaluzas


El domingo 25 de marzo, día de las Elecciones al Parlamento Andaluz, se produjo un incidente insólito en un colegio electoral de Arroyo de la Miel (Benalmádena).

Al parecer, un ciudadano que acababa de entrar al recinto para ejercer su derecho al voto, de repente, se vio atacado por un loro que nadie sabe de dónde salió. El hombre, visiblemente alterado, intentó zafarse de los picotazos del guacamayo azul que le perseguía, refugiándose en los lavabos, hasta donde el loro le siguió. Alterado, confuso, y sin encontrar explicación a tan extraño incidente, el hombre recorre los pasillos y se abre paso entre la gente que lo mira con estupor hasta que consigue abandonar el edificio por patas. En tan precipitada huida, el ciudadano en cuestión no vio la columna de la puerta contra la que se estampó, produciéndole una brecha en la frente con sangrado y pérdida momentánea de la orientación. El policía destinado a cubrir el servicio de guardia en el colegio electoral, viendo que el pajarraco proseguía en su empeño, buscó su porra y con un golpe certero inutilizó al loro que cayó fulminado. Una señora que presenciaba la escena, lanzando todo tipo de improperios contra el agente, corrió a socorrer al animal. Se arrodilló y enseguida practicó el boca a boca al loro que no reaccionaba. Entre soplido y soplido, se podía escuchar a la mujer en su desesperación, diciendo: "Lo perdemos, lo perdemos"... Y seguía soplando.

Mercedes Alfaya


3 comentarios:

Neogeminis dijo...

jajajaja de dónde sacás, Mercedes, tela para esta historia? a lo mejor hay algún doble sentido que se me escapa!
=)

Paseo por las nubes dijo...

jajajjajaja. Ay, Neo, que me orino yo misma, jajajjaj

Juji dijo...

Uis, es que no puedes decir nada, tan solo reír Jajajajajaja