El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

lunes, 10 de octubre de 2011

1.-El oficio de la escritura (¿cómo está la olla?)

Mientras preparamos el curso presencial sobre el arte de escribir, y en atención a nuestro amigo Alfredo, vamos a inspeccionar la olla.

En los talleres de escritura, una de las cuestiones en las que trabajamos se refiere al uso de los adverbios terminados en “mente”: sorprendentemente, pausadamente, constantemente, últimamente, tranquilamente... Hay quien prefiere eliminarlos del tirón y no usarlos nunca más (como le ocurrió a García Márquez el día que descubrió que, ya en la primera página de uno de sus escritos, aparecían por todas partes). Tampoco hace falta esto, pero sí habrá que dosificarlos (como las especias) ya que ralentizan mucho la lectura.

Otro ´elemento´ a mantener a raya se refiere al uso de los gerundios, ya sabes: comiendo, saliendo, escribiendo, despidiendo, mirando, cerrando, estrujando, mojando, entrando, recordando, esperando… Se trata, pues, de incluirlos con mesura o sustituirlos.

Ej: Lo encontré cerrando la puerta// Cerraba la puerta cuando lo encontré.

Primera Tareilla: Te propongo que busques algunos de tus escritos y localices todos estos adverbios y gerundios. Rodéalos con el lápiz.

¿Salieron muchos?...

8 comentarios:

Rochitas dijo...

NI UNO, GRAZIE A DIO...
HE CONTROLADO LOS DOS ULTIMOS. SABIO CONSEJO.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Rochitas, muy bien.
En breve nos centraremos en los verbos comodín; algo que marca la diferencia entre un buen escrito y uno regular.
Hasta pronto.

Ardilla Roja dijo...

Hola Merce:

La verdad es que los adverbios terminados en "mente" los evito desde hace tiempo. En el caso de los gerundios no soy tan estricta; aunque los dosifico. En los dos últimos escritos he encontrado sólo uno.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Muy bien, Ardi. Esto se va animando (gerundio permitido porque expresa bien lo que intento comunicar). Ya sabes que no se trata de eliminarlos todos, sino de utilizarlos con mesura y cuando nos lo pida el texto.
Besillos.

CAS dijo...

hola Mercedes!!!
para los pobres aprendices como yo, siempre está bueno repasar, repasar y repasar. Y bueno... después no aseguro que me no me equivoque, pero la intención, verdad que cuenta?

Besos. Estoy atenta a los buenos consejos, aunque después...bueno, de carne somos!!

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Pues claro, Cass, si lo bueno es conocer las cosas, aunque luego se nos olviden. Pero siempre, en un momento, un día, a una hora...¡flash! Y dices: Ostras, ¿cómo era esto? Ah, sí...
Yo, que acabo de incluir esta entrada, estaba terminando un escrito y al repasarlo, jope, había metido gerundios por un tubo, je, je. Pero bueno, como digo, poco a poco se nos irá quedando (je, je, lo añadí con intención; o intencionadamente ;))
Besos guapa.

Enseguida nos ponemos en seguida con los verbos (repasa esto de "enseguida" y " en seguida" porque las dos formas son correctas.

De cenizas dijo...

¿Si los evito? ¡Naturalemte, siempre los estoy evitando! :)


besos

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Jajajajj. Luis, eres la monda...
Sigue sorteando esos gerundios que lo haces estupendamente, je, je.
Un abrazo