El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

martes, 11 de octubre de 2011

2.-El oficio de la escritura (¿Me puedes ayudar?)

2.-El oficio de la escritura (¿me puedes ayudar?)
Recuerdo que en los talleres de escritura, una de las primeras cuestiones que aprendí fue a localizar los llamados “verbos baúl” o comodines. Los escritores, a veces, padecemos lo que yo llamo “El síndrome de la pereza verbal”. Y esto no es otra cosa que el conformarnos con el primer verbo que se nos viene a la cabeza sin molestarnos en buscar ese otro que en realidad expresaría mejor la acción. En un texto, la abundancia de estos verbos sin contenido es lo que diferencia un buen escrito de otro que no lo es.

Estos verbos son: tener, ir, dar, haber, estar, ser, poner, decir, hacer, ver
OjO, que no se trata de eliminarlos, es más, a veces, queda más natural, por ejemplo escribir: “La lámpara estaba encendida” que “ La lámpara permanecía encendida”. Lo que sí debemos es conocer y manejar estos verbos con destreza y usarlos con cabeza.

Me acabo de encontrar con un texto al que yo creo que le falta un retoque verbal. ¿Me puedes ayudar?... Necesito sustituir estos verbos pobres en contenido por otros que les sean más propios (podemos modificar o eliminar el sustantivo que le acompaña si fuera necesario. Ej: Me puse la ropa (me vestí).
Aquí os dejo el texto donde hay que sustituir los verbos comodín por otros que expresen mejor la acción..

AQUÍ OS DEJO EL TEXTO que necesita un arreglo
"Los hombres estaban sentados. Uno de los guardianes tenía una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, dijo el más joven. Habían pasado unos minutos valioso. Los presos pusieron su ropa a la derecha y luego hicieron un círculo. Nadie escaparía a su destino" (M. Alfaya).

* * *
Trabajos de clase:

Mar Solana

"Los hombres continuaban sentados. Uno de los guardianes zarandeaba una cuerda entre sus manos. Se oyeron voces. '¡Que nadie se mueva!', espetó el más joven. Se habían fugado unos minutos valiosos. Los presos dispusieron su ropa a la derecha y luego formaron un círculo. Nadie escaparía a su destino".

--------------------------------------------------------------------------------------------------
Rochitas
"Los hombres PERMANECÍAN sentados. Uno de los guardianes SOSTENÍA una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, GRITO/MANIFESTO el más joven. Habían TRANSCURRIDO unos minutos valiosoS. Los presos DEJARON su ropa a la derecha y luego CREARON un círculo. Nadie escaparía a su destino".
---------------------------------------------------------------------------------------------------
Cass

"Los hombres seguían sentados. Uno de los guardianes portaba una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, ordenó el más joven. Habían perdido unos minutos valiosos. Los presos colocaron su ropa a la derecha y luego dibujaron un círculo. Nadie escaparía a su destino".
--------------------------------------------------------------------------------------
Matices

"Los hombres permanecian sentados. Uno de los guardianes asía una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, gritó el más joven. Habían transcurridos unos minutos valiosos. Los presos depositaron su ropa a la derecha y luego realizaron un círculo. Nadie escaparía a su destino".

-------------------------------------------------------------------------------------
Ardilla Roja

"Los hombres esperaban sentados. Uno de los guardianes sobaba una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, exclamó el más joven. Habían transcurrido unos minutos valiosos. Los presos colocaron su ropa a la derecha y luego hicieron un círculo. Nadie escaparía a su destino" .



Por cierto, García Márquez me acaba de pasar esta nota para vosotros. ¡Vaya regalo! ¿no?


"Los novelistas no leemos novelas sino para saber cómo están escritas. Uno las voltea, las desatornilla, pone las piezas en orden, aísla un párrafo, lo estudia, y llega un momento en que puede decir: “Ah, sí, lo que hizo éste fue colocar al personaje aquí y trasladar esa situación para allá, porque necesitaba que más allá...” En otras palabras, uno abre bien los ojos, no se deja hipnotizar, trata de descubrir los trucos del mago. La técnica, el oficio, los trucos son cosas que se pueden enseñar y de las que un estudiante puede sacar buen provecho".

13 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

"Los hombres continuaban sentados. Uno de los guardianes zarandeó una cuerda entre sus manos. Se oyeron voces. '¡Que nadie se mueva!', espetó el más joven. Se escaparon unos minutos valiosos. Los presos dispusieron su ropa a la derecha y luego formaron un círculo. Nadie escaparía a su destino".

:)

¡Muack, profe de lujo!

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

¡Jope! Qué rapidez.
Muy bien Mar.
¿Alguien más quiere intentarlo?...

Rochitas dijo...

Los hombres PERMANECÍAN sentados. Uno de los guardianes SOSTENÍA una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, GRITO/MANIFESTO el más joven. Habían TRANSCURRIDO unos minutos valiosoS. Los presos DEJARON su ropa a la derecha y luego CREARON un círculo. Nadie escaparía a su destino" (M. Alfaya).

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Muy bien, Rochitas.
Añado tu texto a la entrada.
Muchas gracias.

CAS dijo...

Los hombres seguían sentados. Uno de los guardianes portaba una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, ordenó el más joven. Habían perdido unos minutos valiosos. Los presos colocaron su ropa a la derecha y luego dibujaron un círculo. Nadie escaparía a su destino.

Me gusta participar, compartir, intentarlo Y APRENDER!!!

besotes
B

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Hola Cass.
Me alegro de que te guste participar, a mí me encanta que participes.
Muy bien tu ejercicio. Ahora mismo lo cuelgo en el tablón de clase.
Besillos, mil.

Matices dijo...

Los hombres permanecian sentados. Uno de los guardianes asía una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, gritó el más joven. Habían transcurridos unos minutos valiosos. Los presos depositaron su ropa a la derecha y luego realizaron un círculo. Nadie escaparía a su destino" (M. Alfaya)

Gracias, tus explicaciones me vienen estupendas
Un abrazo

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Hola, Matices. Muy bien tu tarea. Ya la incluí en los trabajos de clase.
Gracias.

Ardilla Roja dijo...

"Los hombres esperaban sentados. Uno de los guardianes sobaba una cuerda entre las manos. Se oyeron voces. ¡Que nadie se mueva!, exclamó el más joven. Habían transcurrido unos minutos valiosos. Los presos colocaron su ropa a la derecha y luego hicieron un círculo. Nadie escaparía a su destino"

Ardilla Roja dijo...

Le di a enviar sin darme cuenta y me fui como los franceses. En fin, hasta la próxima clase ;)

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Ardi, ni te preocupes de despedirte. Eso es señal de que estás atenta en clase, j, je.
Muchas gracias por tu aportación. La cuelgo con el resto de ejercicios.

Por cierto, ya tengo casi lista la siguiente clase.
Ya mismo nos damos codazos con los grandes escritores, que se preparen. Je, je.

MAR SOLANA dijo...

"Los hombres continuaban sentados. Uno de los guardianes zarandeaba una cuerda entre sus manos. Se oyeron voces. '¡Que nadie se mueva!', espetó el más joven. Se habían fugado unos minutos valiosos. Los presos dispusieron su ropa a la derecha y luego formaron un círculo. Nadie escaparía a su destino".

Merce, te dejo otra vez mi texto; lo he revisado y había repetido el verbo "escapar", además he cambiado "zarandeó" por "zarandeaba", para seguir el mismo tiempo verbal del texto... ya sabes, soy perfeccionista hasta aburrir a un planeta enterooo...

Besos, guapa.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Oye, Mar, eso está muy, pero que muy bien. Te has dado cuenta de algunos despistes. Eso es muy buena señal. Perfecciona, perfecciona todo lo que quieras, que así es como se aprende.
Besillos, mil.