El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

martes, 17 de mayo de 2011

El día 4 de junio "El mundo de Aroa" en la Feria del Libro



FERIA DEL LIBRO DE MÁLAGA
Día 4 de junio, a las 12 de la mañana.
Caseta nº 25. LIBRERÍA LORCA.


¿Quieres conocer a Aroa? ¿Saber por qué a su abuela se le ocurrió recopilar sus historias como un regalo? ¿Quieres que la niña te explique por qué el cepillo de dientes vive en el cuarto de baño y la pelota debajo de la cama? ¿Sabes por qué a los mayores que se enfadan les salen arrugas en la nariz?...
Pues ahora, tienes la oportunidad de descubrir todo esto, adquirir el libro, conversar con la autora y conocer al personaje, Aroa, que estará con nosotros en la caseta nº 25, Librería Lorca, el día 4 de junio a las 12 de la mañana.
Te esperamos.


Reseña del libro:

El mundo de Aroa es una suerte de diario, donde una niña, Aroa, nos adentra en su particular visión del mundo y todo lo que va descubriendo mientras crece. A través de su mirada limpia, sin esquinas ni dobleces, viajaremos a la niñez, esa época de exploradores incansables donde los días se convierten en extraños y gigantescos globos por atrapar.

9 comentarios:

De cenizas dijo...

Difícilmente se puede pedir más :)
Felicidades por la segunda edición.


besos

Felisa Moreno dijo...

Me alegra muchísmo que El mundo de Aroa ya esté en su segunda edición. A ver si ese fin de semana puedo acercarme por Málaga, en cualquier caso te deseo que firmes muchos ejemplares.
Un abrazo.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Gracias, Luis. La verdad es que estoy muy contenta.
Muchas gracias por tu visita.
Besotes, mil.

Hola, Felisa:
También te felicito por tu accendente trayectoria literaria y la buena acogida que están teniendo tus libros. Será un placer recibirte si te puedes acercar a la feria.
Muchos besos a tu familia y uno grande para ti.

apm dijo...

No se puede pedir más porque el éxito está asegurao... seguro, seguro. Así que disfrutalo Mercedes (disfrutadlo todos !lástima que yo no pueda estar, cachis!)

Mil besitos

Celia dijo...

Un beso y mi admiración para ti, siempre.
Mi enhorabuena

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Apm, yo no sé si llamarle éxito, pero desde luego sí que está gustando mucho el libro. Cuando lo estaba escribiendo, mi única intención era que Aroa dispusiera en un futuro de su niñez y esa manera tan entrañable con la que iba descubriendo el mundo. Por eso, yo estaba muy atenta a todo lo que ella me contaba, me preguntaba o descubríamos entre las dos.
Yo creo que ella se olía algo, porque cuando decía algo gracioso y yo me reía, ella me señalaba el cuaderno diciendo: Abuela, pero apúntalo.
Muchas gracias por tus deseos, y muchos besos desde aquí.

Celia, madrina, siento mucho que todavía no hayas podido estrenar tu traje de madrina; no te creas, que yo pongo todo mi empeño, pero, ya ves... je, je, habrá que esperar ;))
Muchos besos y ya sabes que la admiración es mutua.

Ardilla Roja dijo...

Ves, Merce? Y más que veremos todos. Yo, hasta en el cine. O en la tele por capítulos. Que no?

Me alegra mucho esta segunda edición del Mundo de Aroa. Se lo merece.

Un abrazo

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Gracias, Ardi. Ahora, estaba preparando algo sobre lo que voy a contar ese día. Hablaré de cómo empecé a anotar las cosillas que me contaba Aroa, y que no quería que se olvidaran. Entonces, descubrí algo. Me di cuenta de que, con el tiempo, los adultos vamos perdiendo la magia que atesoran nuestros ojos y la sencillez que nos envuelve. Y me dije: igual que se hacen fotos para que podamos ver cómo éramos de pequeños, también se pueden recordar experiencias de esta época. Y para que ella recuerde cómo iba descubriendo el mundo, comencé a escribir su diario. Eso es todo. Un regalo que yo quiero que tenga siempre a mano, en cualquier momento de su vida, para que sepa que no podemos perder el brillo de los ojos nunca. Y cuando el mundo se vuelva oscuro, sólo hay que desprenderse de todas las capas con las que nos hemos dejado aprisionar y recordar, por ejemplo, que el domingo se lo pasaba bien con sus amigos, el sábado y el lunes. Aunque, el lunes siempre andaba de mal humor, pero enseguida se le pasaba.
Besos de colores, Ardi.

Medea dijo...

Estaré un poco lejos para darme el lujazo de que me firmes ese mundo de Aroa, lo buscaré aquí y quizás un día no muy lejano tenga el privilegio de conocerte personalmente.¡¡Una segunda edición!! ¡¡Madredelamorhermoso!! ...independientemente de que Aroa tendrá un tesoro entre sus manos todos los días de su vida y recuerdos que el tiempo borra tú se los has perpetuado en ese libro. El mundo de los niños de la inocencia, la espontaneidad, ojalá guardemos siempre algo de ello, seriamos mejores adultos si así fuera.