El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

viernes, 11 de marzo de 2011

Celos de mis ojos

Te dejo unos poemas escritos en el mármol del "Monumento a los Enamorados", que hay en Córdoba.

Ay, qué cerca estuvimos y hoy qué lejos!

Nos separó la suerte, y no hay rocío

que humedezca, resecas de deseo,

mis ardientes entrañas; pero en cambio,

de llanto mis pupilas se saturan.

Ibn Zaydun

Tengo celos de mis ojos, de mí toda,

de ti mismo, de tu tiempo y tu lugar,

Aún grabado tú en mis pupilas,

Mis celos nunca cesarán…

Wallada


Que tengas un BUEN FIN DE SEMANA.

5 comentarios:

apm dijo...

Pues son unos versos hermosísimos, para leerlos hipnoticamente una y otra vez... ¿donde está en Córdoba el monumento de los enamorados?, mira que conozco la ciudad pero nunca lo he oido mencionar.
El amor y la poesía no tienen edad ni tiempo, y son el pan y la sal de todas las culturas.

Mil besitos gordotes

De cenizas dijo...

En asonante, prefiero la rima de desEO con cElOs. Deseo, anhelo, quiero besar el suelo que pisas, el aire que respiras....


besos

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

apm, pues este monumento está muy cerquita del Alcázar. Hay quien dice que son dos manos masculinas, pero eso es lo de menos. Lo importante es que representa el amor perdido entre un poeta Ibn Zaidum y la princesa Wallada. Cuando ella lo rechazó, parece que el amante volcó toda su dulzura y desesperación en sus versos.
El monumento quiere recordar esta historia de amor truncada, como representación de todos los amantes que vivieron juntos su pasión, y de todos aquellos que no pudieron colmar su amor.

De cenizas, qué pasión derrochan tus palabras.
Recuerdo ahora esa frase que dice: "El corazón tiene razones que la razón no entiende".
Un día, igual se encuentran (digo, la razón y el corazón)y, de una vez por todas, comprenden que resulta imposible llegar a un acuerdo; de lo contrario, la pasión perdería su impronta y con ello toda su magia inexplicable.

Mercedes Ridocci dijo...

Precioso poema el que nos has dejado.

Muchísimas gracias por las palabras que has dejado en mi blog, ¡son tan animosas para mi!

Un abrazo
Mercedes

PACO HIDALGO dijo...

Versos hermosos estos que hay en Córdoba, ciudad donde la belleza no se puede abarcar. Saludos cordiales.