El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

jueves, 14 de octubre de 2010

La pregunta indiscreta

He salido para hacer unas compras. En mitad de la calle, me he topado con un personaje de lo más pintoresco: "Un extraterreste". Así, como suena. Llevaba una maleta pegada a su cuerpo deforme y un papel amarillo con rotulaciones enganchado a uno de sus apéndices -parecía una guía o un mapa-, un agujero ocular en la frente y unas antenas que meneaba el vientecillo a su antojo. “Perdone, acabo de aterrizar y me gustaría que, por favor, me dijera cómo funcionan aquí las cosas”. ¡Glubs! Me quedé sin habla. Miré a la derecha…, a la izquierda…, arriba y abajo. Ni rastro de cámara oculta. Entonces, puse cara de ´nomegustanlasacelgas´ y me tragué el bolo de saliva que se me acumulaba en la boca.

Y ahora ¿qué le digo yo a este?...


No puedo contarle que lo primero que debe hacer es comprarse un móvil, buscarle una musiquilla cursi y usarlo en todas partes. Hablar fuerte en los lugares públicos. Dejarse arrastrar por los reclamos publicitarios: comprar, comprar, comprar… Guardar cola en el Banco sin rechistar, aunque haya cinco ventanillas cerradas y el único que atiende parezca un zombie. Leer el periódico en el bar, quejarse de la situación económica y hacer la vista gorda si el camarero le añade el pan con la misma mano con la que toca el dinero. Que pase de las papeleras públicas y que tire los desperdicios al suelo; eso sí, cuidado con las mierdas de perros que pululan por todas partes, porque llevarse una en la suela es acumular por acumular...

En fin, qué difícil... No se me ocurría cómo ´zamparle´ todo eso (y más) de una forma coherente y rápida. Entonces, le hice un resumen ´a la limón´: “Mire, esto es fácil. Usted vaya a su bola, y si tiene que empujar para colarse en el metro o en cualquier otro sitio, pues no se corte. Todo lo que no comprenda, le moleste, le parezca injusto, le perturbe o le joda el día, échele la culpa a Zapatero; si se le rompe el coche, se le atranca el water o se desata una tormenta y le pilla sin paraguas, también. Con respecto al trato con la gente, finja, finja, hágase el simpático, salude, sonría..., y luego olvídese; a ellos tampoco les importa usted. No envíe regalos, ni siquiera de agradecimiento, pensarán que va con interés, y si está contento procure que no se le note, siempre habrá alguien dispuesto a pincharle el globo... Ah, y si ha venido solo, no se le ocurra ponerse enfermo, nadie le va a cuidar; dicen los de la nueva "Ley de Dependencia" que no hay dinero pa-ná".

Creo que me expliqué de forma apresurada o no me entendió, porque cuando regresé, todavía estaba allí, como el dinosaurio de Monterroso.

(Dedicado a mi amigo Ave Mundi Luminar, porque así me lo inspiró entre ´filosofías de tasca´, analizándo la importancia de las preguntas).

11 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

jajajajaja Muy bueno, Merce.

Echarle la culpa de todo a Zapatero está muy de moda y qué mejor manera de pasar desapercibido que seguir las tendencias!!

Me ha encantado.

abrazos de pasarela (por decir algo jaja)

Neogeminis dijo...

jejejjee estupenda manera de ponerlo al tanto al extraterrestre ese que se animó a bajar a estas tierras! jejeeje...muy irónico lo tuyo!

un abrazo.

Celia dijo...

¡Eres genial!.
La verdad es que creo que aún te has quedado corta, pero particularmente, pienso que el mejor consejo sería decirle que se fuera por donde había llegado. Así... aunque suene maleducadoeslomejorparaelpobreperegrino.
Un besito, amiguina

mar dijo...

Jajajajja, que bueno.

Pobrecito, seguro que era joven e inconsciente.

Pero ¿como se le ocurrió viajar solo?, este tipo de excursiones son de alto riesgo y deben hacerse siempre en un viaje organizado para que te den unas pautas de comportamiento, una información básica de la cultura del lugar, una guia de uso de los localismos actualizada,...

Estoy con Celia "mejortedasmediavuelta" es una buena opción, que luego el boca a boca funciona muy rápido y se nos resiente el turismo.

Un beso de Mar.

Ave Mundi Luminar dijo...

jejejejeje... que bueno Mercedes ! ... por enésima vez... 'nena tu vales musho, pero musho musho" ;-)

Hay que ver lo que puede dar de si una divagación 'tasquil' puesta en una cabecita como la tuya...

Desde luego donde esté el sentido del humor que se quite la metafísica, la epistemología y todas esas historias... jejeje

De todas formas tuvo suerte al toparse contigo, la mayoría como mucho le hubieran mirado de arriba a abajo, hubieran farfullado algún impropelio y hubiesen seguido su camino ...

Mil gracias un abrazo pelíni marciano.

maria jose moreno dijo...

de acuerdo con Ave, lo bueno para él fue toparse contigo, si no otro gallo cantaría...jajaja
Buenísimo, me encanta como escribes, ya lo sabes.
Besos

Paseo por las nubes dijo...

Eso creo, Ardi, que hay que peinarse a raya como todo el mundo para no desentonar, pero si se puede, seguiremos llevando un calcetín de cada color debajo del pantalón.

Neo, y se me quedó mogollón en el tintero, pero tampoco hay que ensañarse, que el mundo no va a cambiar porque venga un extraterrestre a instalarse en él ¿o si?... ¡Glubs!

Celia, eso pensé al verle, mandarlo a marte, pero es que yo soy así, me paran por la calle para hacerme preguntas y si me estoy orinando seguro que me meo encima, pero le atiendo. Esto de haber sacado la plaza de servidor público es que no desconectas, je, je.

Mar, es verdad. Pero si te cuento que el fin de semana pasado cuando viajé a Córdoba me tocó en el asiento de al lado un chico de unos veinte años, rubito y extranjero que no hacía nada más que mirar el mapa de Córdoba, buscar en el diccionario y leer la historia de la ciudad en inglé... De cuando en cuando me miraba por el rabillo del ojo, como diciendo, jope, si esta me hiciera de guía cuando lleguemos... Y yo miraba para otra parte como diciendo: Jope, si hubieras nacido veinte años antes igual te acompaño a la mezquita y te cuento lo de la cruz que arañó el cautivo en una de las columnas.

Ave, gracias a ti, por despertarme el sentido del humor y tirar del hilo. Aunque, ya ves que los textos van así,casi en servilleta de papel de tasca.

María José:
Besos para ti. Y gracias por estar ahí.

Mercedes Ridocci dijo...

Buenísimo.
En muy pocas palabras has descrito las mismas situaciones de dos formas diferentes: como corren los tiempos en nuestra actualidad.

Ingenio y palabra, no te faltan.

Un abrazo

Dorotea dijo...

¿Cómo no le hablaste de fútbol, de la Princesa del Pueblo y... pero ya entiendo, no era cuestión de que nos pusiera en primer lugar de la lista de planetas a descontaminar.
Me ha encantado verte ayer,
un abrazo.

Paseo por las nubes dijo...

Mercedes, muchas gracias por tu apreciación. Se me olvidó decirle al extra-terrestre que también existen personas de talla superior que, además de buenas profesionales en su trabajo, te obsequian amenudo con su cercanía y sus palabras.
Besos talla XXL

Dorotea, bienvenida. A mí también me gustó compartir un batido y un ratito de charla contigo. Ya sabes que me agrada tu compañía y admiro tu saber estar.
besos mil.

Susana dijo...

¡Qué buena eres, Merce!Jajaja

Muy-muy divertido.

Besos