El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

domingo, 21 de octubre de 2012

Algo para ti...

A veces, te parecerá que nadie piensa en ti; que la vida se convierte en un inmenso bosque que atraviesas en soledad, y que todos tus logros y esfuerzos pasan desapercibidos.
Pensarás que no es justo que tengas tanta faena acumulada y no haya quien te eche una mano; que ya podrían cuidarte un poco más y acordarse, por ejemplo, de felicitarte por tu talante, por tu buena disposición.
A veces, sentirás que todo es una mierda, que tu jefe no te mima lo suficiente, que tus compañeros no te entienden, que tu familia te ignora. Que la gente va a su bola y que ya está bien de volcarte en los demás para nada.
Pues bien, cuando el mundo se te rompa, piensa que las cosas se hacen por satisfacción personal y que nada te es imprescindible para ser feliz. Que tus sentimientos los crean tus pensamientos, y que, quizás, sin tú saberlo, haya alguien que te admira en la distancia, se enorgullece de ti, de tu avance, de tu forma de ser… Alguien que te observa cada día y para quien tú eres una bombillita en su oscuridad.

Hoy, ese alguien que te admira y te recuerda, me dejó esto para ti.

6 comentarios:

Neogéminis dijo...

Todo es cuestión de actitud. Si uno hace las cosas en función de lo que opinarán los demás, va camino al desaliento. Hay que hacer las cosas por la propia satisfacción, de ese modo la recompensa de saber que se han hecho las cosas bien estará garantizada.


Un abrazo

María López González dijo...

Mercedes, qué bonito es tu escrito!. Sabes que es de mis preferidos, por todo lo que dice y por lo que quiere decir sin ser de forma explícita.
Precioso, de verdad, y lo mejor para mí es la última frase...me encantaría ser una "bombillita" para muchas personas.

Un beso fuerte.

Celia dijo...

Siempre eres tan certera en tus escritos... Y es que es así. Tenemos que querernos mucho y dar todo lo que llevamos a los demás. Eso es lo importante.
Besinos

Paseo por las nubes dijo...

Neo, tú lo has dicho, hacer las cosas por la propia satisfacción es la mejor manera de encontrar una recompensa segura.
Muichos besos.

María, tú ya eres una bombillita para mucha gente; y, sobre todo, para esos personajillos que te rodean y que ven en ti un modelo a seguir. ¡Y qué modelo más auténtico y humano!!!
Besos a la tropa.

Celia, tú ya sabes la importancia de lo importante; y a lo que hay que llamar importante.
Besos apuntando al norte.

Home Shabby Chic dijo...

Qué bonitas palabras!

Home Shabby Chic dijo...

Mercedes me encanta tu Blog!TUS PALABRAS SON UNA CARICIA PARA EL ALMA!Un abrazo.
Mónica