El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

domingo, 6 de mayo de 2012

I am your shadow


Yo soy tu sombra, el silencio imprevisible que te acompaña cuando ríes y, sobre todo, cuando lloras. Tú eres tú, tanto si aciertas como si fallas; errar es parte de ti, es parte del camino.

Yo soy tu lecho, tu murmullo de plumas nuevas, el lugar al que puedes regresar sin dar explicaciones. Llora, llora tus heridas y deja que ese llanto salpique las paredes de tu alma, donde las pequeñas gotas de sal aniden sin miedo ni orgullo. No me busques, no me llames, no sientas mi ausencia... Voy contigo, de la mano (como a ti te gusta).
¿Recogieron tus labios todos los besos de espuma que te dejé?... Hay más… Y debes saber que rasgaré cualquier velo que se interponga entre nosotros, y usaré todo lo que necesite para acercarme a ti; de eso no tengas duda. Lo único que te pido es paciencia; todavía me cuesta acostumbrarme a lo efímero y cambiante del mundo en el que habitas.

Por favor, stand by me.



Regalos...











http://www.youtube.com/watch?v=44YGF9fmEEo





4 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Bellísima prosa, poética, llena de simbolismos dulces y reconfortantes.

Enhorabuena por ella, querida Mercedes!

Un gran beso.

Paseo por las nubes dijo...

Angélica, muchas gracias por tus palabras amables. Respiras dulzura y encanto. La poesía está en tus ojos, no en mi prosa. De todas formas, si te ha gustado me hace feliz.
Muchos besos, linda.

Neogeminis dijo...

Me ha emocionado...me suena a despedida, a separación temporal, pero con la expectativa de un futuro encuentro.

Un abrazo.

Francisco M. dijo...

Hola amiga, excelente artículo, me has dejado sin palabras :D

Saludos,
Francisco M.