El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

domingo, 1 de abril de 2012

Toca descanso...









Os dejo mis tareas cotidianas
Un abrazo y hasta pronto.






Tareas cotidianas





(Mercedes Alfaya)







Revolver en el baúl de las sonrisas para elegir las mejores.






Coser los agujeros por donde se escape la alegría.






Tirar al pozo la bandeja de promesas caducadas.






Coleccionar suspiros que le gusten a tu corazón.






Fabricar caminitos de mermelada para las hormigas.






Hacer nudos con las mariposas que no quieran separarse.






Colgar cascabeles en las cortinas del horizonte.






Ventilar los armarios de la memoria.






Tender el sol en las ventanas.






Desenredar la madeja de los sueños.






Depilarte los malos pensamientos.

Recoger nuestras lágrimas del suelo y devolverlas a los ojos.





Seguir el rastro de las gotas de lluvia en los cristales.






Arrojar al pozo las piedras que rompen los bolsillos.






Guardar besos en las cajas de bombones.






Regalar cajitas de música con bailarina.

Mirar las nubes desde abajo.






Barrer las sombras.






Recortar las esquinas de las calles sin salida.






Mojar los días nublados en el café.






Cepillar las alfombras de la duda.







2 comentarios:

Juji dijo...

Descansos así, valen la pena, aunque no puedas llegar a descansar... Me ha encantado.
Besos.

angélica beatriz dijo...

Hola, querida Mercedes.

Me he paseado por tus blogs y me ha gustado mucho, especialmente este.

Encantada de conocerte. Te anexo a mi blog.

Un beso desde México.