El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

jueves, 12 de abril de 2012

Dedicatoria...

Foto: Arroyo de la Miel (Mercedes Alfaya)



Para las chicas del curso "Comunnity Manager", porque ellas sí que son unas hermosas flores. Y para Carlos, el profe, un jardinero de lujo.



Besikos, mil.


(hasta mañana).







4 comentarios:

De cenizas dijo...

Quedó claro: un jardín de primavera donde florecen las palabras. :)


besos

Paseo por las nubes dijo...

Qué bonito lo que dices, Luis. Muchas gracias y muchos besos.

MAR SOLANA dijo...

Es lo que tiene, la primavera, digo... Que todo florece con primor inusitado; los tallos brotan, los capullos se abren... y nosotros podemos percibir la verdadera ESENCIA de todo (todo) con tan sólo enfocar la mirada del alma... y seguir nuestro camino por este extraño jardín llamado Vida :)

PSD: Borré el comentario de la entrada anterior porque creo que metí la gamba al ir dirigido de forma más personal ;) Bueno, como decía mi abuela: "no hay mal que por bien no venga", y recordaste a "García Márquez"...

Paseo por las nubes dijo...

Hola, Mar:
Sabias palabras las tuyas. Gracias.
Oye, una cosita, nunca borres un comentario que has hecho con toda la honestidad del mundo, aunque creas que has metido la gamba (que no es el caso), porque ¿quién dice que Venecia no se construyó para ti?...

besos con perfume y guiñe. ;))