El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

miércoles, 9 de febrero de 2011

Porque, a veces, dejo el Cielo...

Dibujo: Ona Peña

Estoy aquí.

Porque, a veces, dejo el Cielo y me paseo por el alambre.

7 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Ayyy Mercedes de mi corazón, va el cuarto intento, ese éter, ayyyy.

Paséate con las patitas agarradas en el alambre donde cuelgas coladas de bellas letras.
Aquí estás, aquí estamos, secando nuestras particulares palabars al sol bajo el cielo.

Una alegría ver el dibujo de Ona en tu blog.
Besito cariñoso.

Celia dijo...

¡Qué bien luces! Tan verde... tan segura... tan alambrada...
Besinos. Y súbete a las nubes. Mola más.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Nátali, el dibujo de tu hija es una pasada, por eso lo pongo tanto.
Muchas gracias, guapa.

Celia, ya sé que pasear por las nubes mola más, pero es que, a veces, también me gusta el equilibrio, y eso sólo se consigue limpiando dentro.
Me he quedado tan a gusto.
Besos de plumilla (la tuya luce chuli)

San dijo...

En ocasiones paseamos por el alambre, pero que ese paseo sea seguro, guardando el equilibrio.
Besos con una red bajo tus pies.

De cenizas dijo...

Pero no dejas de ser cielo.


besos

maria jose moreno dijo...

Yo ya no sé dónde encontrate jajaja
Pero te busco y te encontaré.
Besos

Mati® dijo...

A veces nos sentimos inseguros y tenemos la sensación de caminar por un estrecho alambre pero si somos capaces de sujetarnos aunque sea con pinzas de la ropa, nos hacemos más fuertes y crecemos.

Una entrada preciosa.

Besos