El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

jueves, 13 de enero de 2011

Facebook, facebook...


Hola. Si os ha llegado alguna nota diciendo que os invito a facebook, no le hagáis ni caso. Me inscribí un minuto porque necesitaba un material que me habían dejado ahí y parece que el portal tiró de mi lista de contactos sin mi consentimiento, je, je. Ahora ya sé que hay que crear una cuenta personal, buscar a tus amigos y todo eso (me lo han explicado, paso a paso). Antes, pensaba que si alguien te invitaba a facebook, lo único que tenías que hacer era insertar el nombre del grupo con el que te llegó la invitación, añadir una contraseña personal y, de esa forma, acceder a ese grupo-facebook (y no a otro). Parece una tontería, pero a veces cometemos esos errores, de los que otros sacan su propias conclusiones y se montan una de sus cagadasmentales. Pero bueno, como dicen por ahí, "Nunca des explicaciones : tus amigos no las necesitan, y tus enemigos no te creerán".

Todavía recuerdo cuando me llegó un correo de una bloguera amiga, diciendo (con su correo) que no me podía enviar correos porque no tenía correo, je, je. Me pareció una broma, le pregunté y lo aclaramos. Nos reímos mucho... Bueno, que no se pierda el humor y la limpieza de pensamiento con respecto a las acciones del prójimo; al menos, hasta que se demuestre lo contrario.
Uy, es verdad, me estoy quedando desfasada. En fin que, de momento, facebook se las tendrá que apañar sin mí, ju, ju. Todo se andará, todo se andará...
Que tengas un buen día.

4 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Pooos no pasa nada, se vive tan ricamente sin el Face. Yo estoy y no estoy, de tanto en cuando lo visito, pero no da para nada más que cortos mensajes, tonterias, pensamientos y pasatiempos. No daaa, no es lo mío, me quedo blogueada tan pancha.
Nos vemos amiga, besitoos.

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Hola, Nátali, pues no sabes el peso que me quitas de encima. Pensé que yo era un bicho raro, je, je.
Bueno, yo no digo que sea malo ni bueno, es otra opción (que, de momento, no me puedo permitir; mucha tarea).

Besillos, guapa.
gracias por tu visita. te debo un café.

mar dijo...

Bueno, pues ya somos más bichos raros porque yo de eso nada de nada.
A decir vedad debo tener uno porque una vez mi hermana me invitó, y al aceptar la invitación tuve que poner mi nombre y contraseña, pero la verdad es que no recuerdo cual era y tampoco me interesa; ya sabes, cuando no se entiende de algo lo mejor es aprender o pasar y en este caso de momento paso.
Un beso

VivisPato dijo...

Cuando me invitaron al Facebook queria hacerme la antipatica, pero en mi carrera quien no tiene perfil en facebook o twitter no existe... si los ingenieros somos X, ahora si estar dentro de las redes sociales.. nos vuelve -X...
Saludos.