El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Si me tocas desaparezco


Llegaste envuelta entre la seda
quise tocarte y eras nada:
del pensamiento suspiro,
soplo en la magia.
Te elevaste como el humo
de los sentidos escapada.
Belleza que matizada
vas a la pluma como a la espada,
y sólo serás de la mirada
cual pompa de jabón que pasa.

(La Belleza si la tocas desaparece).

Este es un poema que escribir en el Instituto. Surgió después de una clase de Filosofía en la que descubrí a Platón y su particular visión del Mundo de las Ideas, donde la auténtica Belleza no se puede percibir con los sentidos, sólo podemos contemplar su reflejo en el mundo material.

3 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

Precioso poema.
La belleza es algo muy, muy especial. Creo que hay saber verla en todas sus manifestaciones.
Un beso.

Neogeminis dijo...

Con la levedad de una pompa de jabón!...me ha encantado la similitud.
un abrazo.

maria jose moreno dijo...

Bello poema de juventud...tan limpio, etéreo, puro y utópico.
Besos