El dios de las pequeñas cosas

El dios de las pequeñas cosas

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El profesor

Wilhelm Wundt
Después de cambiar el turno de trabajo, viajar hasta el centro de Málaga en tren y tomar un taxi, cuyo conductor andaría de prácticas (porque se ha perdido dos veces y ha necesitado instrucciones por radio de al menos dos parientes del gremio y un experto en topografía), hoy, a las 18:35 h, por fin, llegué a la UNED.

—¿Despacho 11, por favor?... Ah, muchas gracias.
¡Plas! Plas! ¡Plas!
¿Eh?...
Cartelito: “Estamos en el aula 3”

¡Plas! Plas! ¡Plas!
¿Aula 3? ¿¿Aula 3?? ¿¿¿Aula 3??? Aula 3-3-3-3-¿????... Ah, sí; aquí es.
¡Toc, toc!
Niiiiiiijjjj (la puerta no suena, pero me gusta añadir ambiente a la escritura).

—¿Se puede?
I’ll trade
—Perdone. ¿Es aquí...?
you my wallet
—¿La tutoría del profesor...?
for you sandwich.
(¡glub! cierro la puerta)
Aquí no es, yo no tengo ingles; bueno, ingles sí que tengo, pero inglés no).
¿Dónde diablos se ha metido este hombre?...

—"Tutoría de Motivación, aula seis". Escucho a mi espalda. Me vuelvo y no hay nadie. Bueno, ya estoy acostumbrada a que mi ángel de la guarda me haga trastadas.
¡Plas! ¡Plas! ¡Plas!...
Aula 6 … ¡Pero bueno!... No cabía un alfiler. De pie. Me he tenido que quedar de pie. Eso sí, por el filito anduve hasta la ventana lateral, junto a la tarima, para que me diera el fresco y para no perderme nada del video.
En medio de la clase, el profesor expone la vida y obras de Wilhelm Wundt, el padre de la psicología, mientras las imágenes se suceden: “Ahí tenemos su laboratorio. Su casa. Una foto de perfil. Otra con sus alumnos…”
Con una maestría asombrosa y un sentido del humor impecable (hizo broma sobre un móvil que le interrumpió), el insigne catedrático prosigue: “En sus introspecciones, Wundt y su equipo de estudiantes identificaron dos elementos básicos de la vida mental: sensaciones y sentimientos. Para ellos, los complejos y cambiantes procesos mentales resultaban de las conexiones o de síntesis creativas de esos elementos…”.
Con la boca abierta. El profesor me ha dejado sumida en la introspección... Además, nos ha emplazado a la próxima semana para que hagamos todos juntos la práctica de evaluación continua del primer cuatrimestre (menos mal, porque me traía por la calle de la amargura; la práctica, digo).
Y lo mejor... En medio de la vorágine de personas que poblaban la clase, una cara conocida: “¡Holaaa! ¿Vas para allá? Te llevo en mi coche”. Jope, qué suerte, como si acabara de encontrar un oasis en el desierto.


Muchas gracias, admirado profesor. Sólo le ha faltado una cosa. No, no, la corbata le sentaba muy bien. Ha sido la bata: adoro a los profesores con bata blanca; una, que es así de rara.

"Wundt denominó apercepción al proceso mental que lleva los contenidos al foco de atención. Hoy en día se denomina atención selectiva".

4 comentarios:

Vivi dijo...

Hola Merce, sigo tus escritos y el libro para niños un exito en dos escuelas que he leido algunos de tus cuentos.Estas estudiando psicología?

Mercedes Ridocci dijo...

Parece que estás estudiando psicología. Creo en lo que os dijo el profe: "dos elementos básicos de la vida mental: sensaciones y sentimientos. Para ellos, los complejos y cambiantes procesos mentales resultaban de las conexiones o de síntesis creativas de esos elementos…”.

Tu forma de narrar la experiencia tiene ese humor tuyo, que solo a ti te pertenece.
Me lo paso bien leyéndote.

maria jose moreno dijo...

Veo que estás metidísima en tu carrera. Me parece genial. Dios Wundt, que fundó el primer laboratorio de psicologia experimenta. Buen ejemplar de su epoca.
Sigue adelante.
besos

J. G. dijo...

yo también tuve uno